POSADAS.  El día Jueves en horas de la mañana en un local comercial de la calle Córdoba, efectivos de la comisaría 1ra UR I detuvieron a María P. (40) quien fue sorprendida por una empleada cuando guardaba prendas de vestir en una cartera.

La “clienta” había llegado al local y pidió probarse varias prendas intentando llevarse sin pagar un par de ellas, pero la perspicacia de la vendedora frustro el ilícito.

En poder de la mujer los uniformados incautaron prendas de vestir con etiqueta del comercio que fueron reconocidas por la propietaria.

La “mechera” fue trasladada a sede policial y posteriormente conforme dispuso el Magistrado interviniente fue alojada en la Alcaidía de Mujeres.