OBERÁ. La Policía Comunitaria de la Unidad Regional II, y su gabinete interdisciplinario, se reunieron anoche con los padres de las seis divisiones de primer año del colegio Amadeo Bonpland de Oberá.
En la oportunidad, los docentes convocaron a los progenitores para la entrega de boletines de calificación de los alumnos. La ocasión fue propicia para dialogar con los presentes sobre la importancia de la familia en la educación de los adolescentes, en lo que respecta a la transmisión de valores, y control de la conducta. También se habló de la importancia de mantener una comunicación constante entre padres y hijos, para evitar las conductas violentas. Asimismo, se alertó a los progenitores sobre las diferentes modalidades de delitos informáticos, de las que podrían llegar a ser víctimas sus hijos; y el riesgo que implica mantener contacto con desconocidos a través de la redes sociales.
El presencia de la Policía Comunitaria en la mencionada institución educativa, forma parte de la intensa tarea preventiva que se lleva adelante en escuelas de la Zona Centro.