Historia de la Policía




Eduardo Ramírez, era un hombre de piel cobriza, de voz ronca y poca barba.
Nació en San Miguel, Provincia de Corrientes y desde muy joven peleó con los
indios. Allá por el año 1905 prestó servicio a la Policía de Frontera del Chaco.
Cinco años después, llegó a Misiones para hacerse famoso con el nombre del
Sargento Chaque Ché.
Cuenta la historia que una madrugada el Sargento Ramírez interceptó una partida
de contrabandistas y que dejó a Ramírez sin balas. Uno de los bandidos no pudo
escapar y siguió disparando al Sargento, quien al grito «Chaque Ché» contestaba
los balazos con su machete.
Cuando el delincuente fue arrestado, Ramírez tenía su uniforme hecho jirones y
un apodo que se recordará por cientos de años.

POLICÍA DE MISIONES

Primer Cuerpo de la Policía de Misiones. Fragmento de «Historia de la policía de
Misiones», folleto publicado por la División Prensa y Difusión del Dpto. Relaciones
Públicas de la Jefatura de la Policía de Misiones. Año 2.000.
La creación del «Primer Cuerpo de Policía» data del año 1832, tras la anexión de
Misiones a Corrientes ocurrida a partir de la firma del decreto del 15 de octubre.
Entonces se otorgaron una serie de medidas para favorecer la formación de
pueblos, entre las que se contaban la creación de cuerpos de policía.
Corría el año 1856, y la situación de Misiones era crítica pues la delincuencia y la
codicia, devastaban la tierra colorada en busca de los grandes yerbales. La
necesidad de frenar esa explotación llevó a que 18 de mayo de 1856, por medio
de un decreto, se creara la «Jefatura Militar en Misiones para la Policía y
protección de los yerbales».
Ese mismo día el Sargento Lino Martínez, que pertenecía al Regimiento III de línea
con asiento en la ciudad de Siete Puntas, parte desde Corrientes con un grupo de
hombres y varias cabalgaduras.
Después de dos días de viaje, instalan en el paraje de San Javier, la primera
Jefatura de la Policía de Misiones.
Los efectivos eran doce, que junto con sus respectivas familias llegaban a sumar
treinta. Pero a los pocos días de su instalación comenzaron a distribuirse: la mitad
de los efectivos se establecieron en esa comisaría y los demás se distribuyeron
por distintos destacamentos de la región.

FUNCIONES DE LA POLICÍA

En esa época la Policía de Misiones cumplía funciones algo diferentes a las que
desempeña hoy en día. En esos momentos el cuerpo de Policía era la
convergencia de la faz administrativa y de seguridad.
Sus funciones comprendían, además de la estrictamente policial, tareas
sanitarias, higiénicas, de caminos, de obras públicas, forestal, fluvial y municipal.
A ello se sumaban las ocupaciones concernientes al Registro Civil de las Personas,
porque en la Jefatura se anotaban los nacimientos, las defunciones y los
casamientos. Pero eso no es todo, puesto que la policía también era recaudadora
de impuesto, multas y tasas, entre otras actividades.
Todo esto era concebido en esa pequeña Unidad Orgánica con grandes
responsabilidades, para asegurar la ejecución de las leyes y garantizar la libertad
de los ciudadanos.

UNIFORMES Y ARMAS DE LA ÉPOCA

Los uniformes de la Policía en el año 1.856, eran básicamente dos: uno para el
Jefe de Policía y otro para los Agentes.
La vestimenta del Jefe de Policía estaba compuesta por una chaquetilla color azul
marino en paño para invierno y otro para verano, sin cuello; doble hilera de
botones dorados, pantalones semi bombachas haciendo juego con la chaquetilla,
casquete medio cono, botas caño largo y cinturón ancho de cuero con pistola y
porta sable.
El uniforme del Agente lógicamente era mucho más sencillo, el mismo consistía
en: chaquetilla corta tipo campera, con cuello de invierno y verano, ambos grises
claro al igual que el casquete, bombacha ancha ceñida de los pies hasta la rodilla
por una polaina de cuero que cubría a su vez el calzado, usaba alpargatas y
sujetaban la bombacha con una rastra o cinturón bien ancho.
El armamento también difería según el rango del personal. Para el Comisario lo
reglamentario era un sable con empuñadura de cuero tallado, revestido en la
parte exterior en bronce trabajado, a esto se sumaba un revólver calibre 44. El
agente en cambio, estaba armado con un sable largo de caballería con
empuñadura de madera y chapa y una carabina «Remington» de un tiro a bala, y
un revólver en caso de poseerlo particularmente.
A estas armas hay que agregar la cabalgadura, que era el vehículo más efectivo
para esos lugares rodeados de montes y serranías.

LAS PARTIDA DE CAMPAÑA

Los escasos números de efectivos y en preparación hacían imposible cubriendo
todo el territorio y como la delincuencia asechaba en los puntos más débiles
causando grandes estragos, la Policía recurrió a varias medidas para desempeñar
su tara de vigilancia.
Una de ellas fue la llamada «Partidas de Campaña».
Los objetivos principales de las campañas eran: controlar al trabajador en el
obraje, en el corte y elaboración de la yerba y asesorarlo laboral y
tributariamente en lo respectivo a impuestos que debía pagar.
Para cumplir esa misión los Agentes debían cabalgar por las enmarañadas
picadas, caminos y serranías, debían atravesar los arroyos llevando justicia y
seguridad a los colonos.

LA POLICÍA CRECE

Por Decreto del 20 de diciembre de 1868, el Gobierno de Corrientes, nombró
como jefe político del departamento de Candelaria a D. Ángel Acuña, quien
instaló la sede en el pueblo de Trincheras de San José (Hoy ciudad de Posadas).
Allí estableció sus oficinas y cuartel de Policía con treinta Agentes.
Este destacamento quedó a cargo del Departamento de Candelaria hasta el año
1.881, fecha en que Misiones se convirtió en «Territorio Federal Nacional».
Pero esto es el principio de una historia distinta para la Policía.
Hasta ese momento no existían conglomerados poblacionales en muchos lugares
hasta que apareció la Policía.
Poco a poco, la Institución se convirtió en una presencia fuerte, se transformo en
sinónimo de seguridad y organización en todo sentido.

CREACIÓN DE LA POLICÍA DE TERRITORIOS NACIONALES

El 22 de diciembre de 1881, el Poder Ejecutivo de la Nación promulgó la Ley de
Federalización del territorio de Misiones, mediante la cual, la tierra colorada,
cuanta con los medios legales para retornar a la vida activa.
La Ley establecía, entre otras cosas, los límites con la provincia de Corrientes, y la
organización administrativa, impositiva y de gobierno para el Territorio.
Pero, por sobre todas las cosas, la Ley de Federalización reestructuró la policía,
llamándose a partir de ese momento «Policía del Territorio Nacional de Misiones»,
al mismo tiempo en que pasaba a depender directamente del Ministerio del
Interior de la Nación.
A partir de dicha Ley, en 1882, el territorio se dividió en cinco Departamentos:
1- San Martín (hoy Corpus)
2- Piray
2- San Javier
4- Iguazú
5- Monteagudo (El Soberbio).
Por lo tanto, la policía tuvo que redistribuir su personal de acuerdo al área que
abarcaba cada Departamento.

CREACIÓN DE LA POLICÍA DE LA PROVINCIA DE MISIONES

Durante los setenta años en que Misiones formó parte de los territorios
nacionales fue privada del ejercicio de sus derechos fundamentales como
provincia autónoma.
Acreditó, sin embargo, nuevos títulos y aptitudes para integrar el Cuadro Federal
Argentino. Alcanzando notoria madurez cívica y creciente progreso general.
En el año 1953 se dispuso la provincialización de Misiones, y si bien en los
fundamentos del acto se mencionan sus honrosos antecedentes, no se asignó el
carácter de reestructuración política exigido por el derecho y la historia, que fue
reclamada reiteradamente por la Junta de Estudios Históricos de Misiones.
Al sumarse Misiones al concierto de las provincias argentinas determinó la
aparición de la Policía Provincial en el año 1957, mediante el decreto Nº 81/57.
La constitución de la nueva provincia en sus artículos 134 y 135 señaló que una
Ley organizará «La Policía de Seguridad y Defensa» estableciendo sus funciones,
deberes y responsabilidades, de acuerdo al texto constitucional. Actualmente la
Policía de la Provincia de rige por la Ley Nº1475/81 y sus modificatorias Ley
Nº1475/82.
A partir de 1957 la Policía comenzó a depender exclusivamente del Ministerio de
Gobierno de la Provincia de Misiones.

POLICÍA VOLANTE

En 1902 el Comisario General Jefe de Policía Ambrosio Lafuente crea la «Policía
Volante», encargada de recorrer todos los departamentos. Estaba formada por
dos grupos, uno con sede en la capital provincial y el otro en Concepción de la
Sierra. El primero recorría los pueblos de Candelaria, Cerro Corá, Bonpland,
Loreto, Santa Ana, San Ignacio, Corpus y – si el tiempo lo permitía- Campo Grande.
El segundo grupo inspeccionaba Apóstoles, Azara, Concepción de la Sierra,
Itacaruaré y San Javier. La cuadrilla estaba integrada por más de 10 hombres, que
recorrían a caballo todos los caminos y picadas con el objetivo de conservar el
orden, prevenir el delito y arrestar delincuentes.
La comisión relevaba cada 15 días para mantener un servicio constante. Gracias a
la Policía Volante el delito se redujo notoriamente en el territorio.

Welcome Back!

Login to your account below

Create New Account!

Fill the forms below to register

Retrieve your password

Please enter your username or email address to reset your password.

Add New Playlist